?

Log in

No account? Create an account

Previous Entry | Next Entry

navidad navidad blanca navidad XD

escrito en pedazos y a momentos pensando que no terminaba

para la dotacion anual d crack

Reto Deseo
Fandom:Fullmetal Alchemist
Claim:Ed/Roy
extension 1499 palabras



Va despreocupado por la calle, silba por lo bajo, esta nevando, y aunque la nieve le congela su único pie no hay nada que pueda arruinar su buen humor, Al esta de visita en Resembool, la milicia en general esta de vacaciones, lo que significa que no tendría que ver al coronel bastardo, el príncipe idiota esta en su país y el tiene una semana completa de soledad, un lujo que raramente tiene la oportunidad de disfrutar, imagina las cantidades industriales de libros que podrá leer sin ser interrumpido, las horas felices de ocio que podrá pasar en la biblioteca de Central, las muchas horas de sueño de las que dispondrá y el silencio q reinará en su habitación, por que no habrá gatos desvalidos alojados con él.

No es que Ed sea egoísta, es solo que tiene 18 años, y no quiere estar presente cuando Al, finalmente se sincere con Winry, después de todo, ellos ya habían tenido una pelea por quien se casaría con la chica, cuando tenían como 5 años, y siempre supo que esa batalla la tenia perdida, cuando trajo a su hermano de vuelta supo que era cuestión de tiempo, mas aun después de ver como los ojos se le iban detrás de su amiga de la infancia, aunque al despedirse en la estación de tren además de asegurar que lo alcanzara el día de navidad le ha prometido (y se ha prometido) que él no tiene la mas mínima pizca de interés romántico en la rubia, hay una molestia pequeña y hasta cierto punto difícil de describir, en su pecho. Sacude la cabeza molesto el, no esta celoso para nada, tiene mejores cosas de que preocuparse que las chicas.

Mientras camina hundido en sus pensamientos, alcanza a divisar un paquete informe en medio de la banqueta, se ve pequeñito en la lejanía, conforme avanza se da cuenta que tiene una envoltura brillante y un gran moño rojo, cuando llega frente al curioso regalo mira para todos lados esperando encontrar a alguien dispuesto a reclamar su pertenencia pero en realidad no hay nadie.

Entonces la curiosidad le gana, ¿por que demonios tendría que haber un regalo tirado en mitad de la nada? Jala el listón un tanto dudoso y un súbito puff lo deja tirado ahí en mitad de la calle envuelto en una nube de humo que lo hace toser, y entonces se da cuenta que algo no va bien, por que su mano no responde como quiere y la tos se oye mas bien como un quejidito, de pronto el mundo se ve diferente, cuando el humo finalmente se disipa cae en la cuenta de que se ha transformado en algún animal, debe ser uno pequeño pues todo ahora se ve mas grande, ¿Por qué tenia que ser tan pequeño? los gritos que pega en su pataleta se escuchan como chillidos, algo amortiguados, y es en uno de sus brincos que puede ver fugazmente su imagen reflejada en el escaparate de la tienda cerrada, es un conejo, un estúpido, rubio pequeño y peludo conejo con orejotas y cola de peluche, la cara que pondría Al si lo viera ahora, mientras intenta, en vano, usar la alquimia para revertir lo que sea que le hubiese ocurrido, repara en una notita tirada en el suelo, una que esta muy seguro no estaba ahí antes de que ocurriera la catástrofe, en letra pequeña y apretada puede leer:

"Solo regresarás a la normalidad si encuentras a alguien que te extrañe con sinceridad". Tu tiempo límite es hasta Navidad. Si no, esta forma habrás de conservar.

Genial, y el que había pensado que nada podría arruinarle el día, bufa exasperado pero solo se traduce en un fruncimiento de su pequeña nariz, así que, tenía 6 días para encontrar alguien que lo extrañara sinceramente, ¿cuantos días tomaría ir Resembool a paso de conejo?, ¿podría mezclarse con las maletas de alguien y subir al tren de contrabando?, ¿Den se lo comería antes de alcanzar la puerta? Por que estaba seguro, si alguien lo extrañaba era Al, por ese lado no tenia ningún problema, él como llegar a el es lo que le daba dolor de cabeza.

********
Hay muchísima gente alrededor y todo esta lleno de estridentes adornos navideños, luces dondequiera, e imágenes de santa Claus y sus duendes y renos y gente comprando con desespero, con suerte podrá alcanzar su destino sin ser aplastado o adoptado o asfixiado o congelado o alguna de esas cosas que le suceden a los roedores pequeños y sin hogar., piensa mientras se estremece, tal vez deje de quejarse cuando Al lleve animales desvalidos a casa.

Brinco a brinco se dirige a la estación de trenes, no recuerda que estuviera tan lejos, se queja, se escapa por los pelos de los pies que ahora son bastante peligrosos y huye despavorido de las niñas escandalosas que exclaman cursilerías al verlo, y ¿se pregunta por que tanto revuelo por una bola de pelos? Un escalofrió lo recorre, ¡maldita sea! ¡¿Que el montón de pelos no servía para aislar el frio?!.

Llega a su destino ya casi entrada la noche y suspira derrotado al ver la extensión de la plataforma, tal vez le bastaría una o dos horas para llegar al cartel donde se muestra el itinerario y otra media para escabullirse en el tren, un par de días de viaje normal hasta la estación, y tal vez otro para llegar a casa de la abuela Pinako, con suerte estaría allí con tiempo de sobra para regresar a la normalidad y comer un poco de tarta de manzana de esa que a Winry le sale tan bien.

Sacude su nariz contento cuando finalmente esta frente al itinerario mientras busca el nombre de su destino, se siente alzado por unas manos que no ha sentido venir, genial ahora alguna chica demente lo estrangularía con afecto, y dejaría su cadáver ahí en medio de la plataforma para ser aplastado por las ruedas del tren, así que se retuerce desesperado tratando de liberarse, inútilmente, es entonces cuando capta un aroma conocido que lo envuelve y se le antoja tranquilizador, y las manos que lo apresan ya no se sienten tan mortíferas, abre los ojos y se da cuenta que puede ver a al cara a su captor, se patea mentalmente por sentirse tan tranquilo cuando es el bastardo del coronel quien lo sostiene y lo mira curioso, no tiene tiempo de retorcerse o protestar ni nada antes de que lo meta el bolsillo de su abrigo y antes de darse cuenta se queda dormido.

*******

El departamento de Mustang es bastante grande debe reconocer, aunque en su condición hasta su habitación debe verse grande, ríe por lo bajo, y su naricita se sacude y sus ojitos se fruncen, Mustang acogiendo un animal desvalido, eso si no se lo esperaba.

Observa el calendario pegado ala pared, 22 de diciembre, ¡ha dormido por días!

Mientras deambula por los alrededores nota un platito con zanahorias en un rincón de la cocina y el aroma no hace mas que recordarle que no ha comido nada desde el día anterior, así que trota un tanto receceloso al alimento, no vaya a ser que al final tenga un sedante y se convierta en conejillo de indias para algún experimento extraño. Mientras come se da cuenta de que no hay ni traza de su anfitrión, roe un pedacito más de zanahoria y mueve las orejas esperando escuchar algún indicio de su presencia, pero no escucha nada, así que continua su exploración hasta que se acomoda en un rinconcito de la sala sobre un pedazo especialmente cálido de la alfombra y siente que el sueño lo invade de nuevo, feliz vida de roedor, entregado a dormir y comer piensa para si mismo y se pregunta si acaso el coronel no lo extraña ni siquiera un poquito, lo suficiente para revertir la broma de mal gusto en la que esta metido, después de todo el aun es conejo, con esto en la cabeza se queda dormido.

Despierta al sentir las manos cálidas de Mustang detrás de sus orejas, y el se acerca al contacto, es patético lo sabe, pero se siente tan bien que no le importa degradarse un poco, y es entonces y de la manera mas inesperada que entiende la razón por la que Mustang se lo ha llevado a su casa, mas bien Mustang mismo la susurra, mas hablando para si mismo que para ser escuchado.

Te pareces a Ed

A Ed no a Fullmetal o al enano, ha dicho a Ed y siente un calorcito agradable en su pecho, y hasta siente que podría volver a ser el mismo y en ese instante siente como crece un poco y sus brazos estirándose, y en un instante ya no es una pequeña y rubia bolita de pelos acurrucada en un rincón, si no el hombre que siempre ha sido.

¿Con que me has extrañado corone?l, exclama ufano antes de sonreír bobamente y sonrojarse un poco.

Comments

( 1 comment — Leave a comment )
nande_chan
Jan. 4th, 2010 08:55 pm (UTC)
Awww... qué bonito final! Me imaginé a Roy acariciándolo y todo y awww. Me dieron ternura.

Por cierto, Ed como conejito se debe de ver taaaan bonito.
( 1 comment — Leave a comment )

Latest Month

May 2019
S M T W T F S
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031